Temáticas

Con su concurso, la Conferencia abordará los problemas que genera el proyecto de modernización globalizante en descomposición, y las opciones para transformar y mejorar el mundo en ámbitos como los siguientes:

La dimensión cultural y moral, en campos como:

  • Los riesgos y las esperanzas que ofrece el desarrollo tecnológico y científico, en especial las nuevas tecnologías de la información.
  • El acceso a la educación y la cultura para el ejercicio de derechos humanos básicos en las circunstancias del siglo XXI.
  • Las migraciones y el diálogo cultural como temas que requieren ser abordados a profundidad y no superficialmente.
  • El marco ético de referencia para la acción social ante la crisis, a partir de los mejores aportes del pensamiento latinoamericano, desde Simón Bolívar y José Martí, hasta los más relevantes pensadores del siglo XX y de nuestros días.

La dimensión social, en campos como:

  • El deterioro de las condiciones de vida de los trabajadores del campo y la ciudad en todas las regiones del planeta.
  • El papel y los desafíos de los nuevos movimientos sociales que emergen de la crisis.
  • La lucha contra todas las formas de discriminación – de género, raza, credo, edad y condición social – que legitiman la desigualdad y criminalizan la lucha por la justicia social.
  • El rol de las organizaciones femeninas en la transformación social. El derecho de la mujer en la sociedad.
  • El movimiento sindical y su papel en las luchas por un mundo mejor bajo las nuevas condiciones creadas por la crisis económica global.
  • El papel de la juventud, los estudiantes y de sus  organizaciones; su inserción en los procesos de cambios.
  • Las organizaciones religiosas, el ecumenismo, su aporte a la paz y al mundo terrenal que anhelan los seres humanos de  buena voluntad.
  • Las poblaciones indígenas y las minorías étnicas: la necesidad de políticas de inclusión y respeto, frente a la exclusión y la marginación.
  • El consumo de estupefacientes y el narcotráfico: causas, consecuencias y enfrentamiento a ese flagelo generalizado.

La dimensión ambiental, en campos como:

  • La generalización de los conflictos socioambientales derivados de la transformación del patrimonio natural en capital natural, mediante la apropiación de los recursos indispensables para la vida de los sectores más pobres de la ciudad y el campo.
  • La destrucción incesante de ecosistemas vitales para la existencia de nuestra especie.
  • La necesidad de crear un ambiente distinto mediante la construcción de sociedades diferentes.

La dimensión política, en campos como:

  • El fomento de la democracia participativa como medio para la construcción de sociedades nuevas, con todos y para el bien de todos.
  • La lucha por el derecho a la organización, a la comunicación masiva y a la libre expresión de aspiraciones y propuestas por parte de los sectores mayoritarios de nuestras sociedades.
  • La necesidad de enfrentar al terrorismo en todas sus formas, en particular aquellas encaminadas a impedir la participación de todos en la discusión y solución de los problemas de todos.
  • La justicia como valor universal de paz. Respetar y valorar el Derecho Internacional, concebido en función de los intereses de todos los pueblos del mundo y no al servicio de los más poderosos.

La dimensión económica, en campos como:

  • La lucha contra los intentos de transferir a los trabajadores del campo y la ciudad los costos de la crisis generada por las actividades especulativas del capital financiero.
  • La necesidad de imaginar y construir economías nuevas, basadas en relaciones armoniosas de los seres humanos entre sí y con su entorno natural, que tengan como propósito permitirnos ser prósperos para ser buenos.
  • El fomento de la integración de los pueblos y sus Estados para la construcción de economías regionales solidarias, vinculadas entre sí por lazos de mutuo beneficio que garanticen la prosperidad común.
  • Integración y solidaridad en América Latina y el Caribe. CELAC, ALBA, UNASUR, CARICOM, MERCOSUR; como ejes de una nueva América. Posibilidades y peligros que las acechan.

Cada uno de estos campos y líneas temáticas, como se ve, puede y debe ser objeto de múltiples iniciativas puntuales de desarrollo. Todas ellas serán bienvenidas.